Food styling

Siempre había pensado en tener un estudio de fotografía en Barcelona, pero cuando tuve la oportunidad de abrir mi propio estudio, cambié de opinión. Quería un estudio de fotografía en un entorno único, cerca del mar, en un lugar donde parece detenerse el tiempo. Ese lugar no podía ser otro que Port Ginesta, un puerto deportivo situado en Les Botigues de Sitges, al lado de Castelldefels y a sólo 25 minutos de Barcelona.

Un estudio fotográfico pensado para ti

El estudio, que tiene unos 50 m2, es un lugar muy luminoso, condición indispensable para mí, ya que la luz natural es la fuente de iluminación para las sesiones de fotografía de recién nacidos. En el estudio cuento con diversos fondos y atrezzo para crear fotografías únicas y memorables.

Además, el estudio está dotado de calefacción, cosa que me permite tener la temperatura óptima (entre 27/28ºC), requisito indispensable para las sesiones de recién nacido. También posee aire acondicionado para que las fotos de interiores con niños y familias sean más agradables. La accesibilidad al estudio es sencilla y el aparcamiento cómodo, justo delante de la puerta.

El hecho de tener un puerto deportivo y una playa al salir del estudio, ofrece unos exteriores ideales para sesiones de fotografía de maternidad, fotografía de niños, y fotografía de familia.

Espero que con esta breve descripción os haya podido transmitir mi sueño hecho realidad: un estudio fotográfico en Barcelona. Ahora os animo a que lo comprobéis vosotros mismos y vengáis a conocerlo.